Sobretarot

Sobre Tarot español, Relación entre el Tarot y la baraja española

 Tarot baraja española

El Tarot español en términos exactos se trata de la baraja española.  Ésta se compone de cartas o también llamadas naipes que se clasifican en cuatro atributos o “palos”: oros, copas, espadas y bastos.

El Tarot español o baraja española se compone de cartas que se clasifican en cuatro atributos o “palos”: oros, copas, espadas y bastos.

El mazo de cartas de la baraja española (tarot español o tarot baraja española) está conformada por 40 naipes.  La baraja consiste en cuatro grupos de 10 cartas que corresponden a los palos.  Cada grupo de la baraja española o tarot español  de 10 palos contiene la numeración de cartas de uno a siete,  y de diez a doce.   Las cartas número 1 corresponden a los Ases; los naipes número 10 corresponden a las sotas; los número 11 corresponden a los caballos;  y las cartas número 12 corresponden a los reyes.

Se considera que la baraja española se deriva del tarot, por la estrecha relación pictórica e ilustrativa entre los palos (oros, copas, espadas y bastos) y la clasificación de los Arcanos Menores del Tarot, los cuales se subdividen en 4 colores de a 14 cartas.  Estos colores se corresponden con los atributos o “palos” de la Baraja Española: oros, copas, espadas y bastos.

Cada uno de estos cuatro grupos de cartas de los Arcanos Menores del Tarot está formado por el As (1);  seguido de las cartas 2 hasta el 10;  siguiendo después el sota, el caballero, la reina y finalmente el rey.   Es precisamente de esta relación simbólica que puede confundirse en el lenguaje cotidiano la baraja española con tarot español.  Estos términos asociados sobre tarot español, son populares en territorios de habla hispana.

Origen del Tarot Español

Para analizar esta conexión entre el Tarot y la baraja española, es relevante considerar aspectos históricos que explican su surgimiento.   El Tarot es muy posiblemente el antepasado de todos los juegos de cartas modernos.  Algunos autores sitúan los orígenes de la baraja española en la antigua cultura grecorromana y en las antiguas civilizaciones egipcias. Dichos orígenes coinciden con la cronología estimada del surgimiento del Tarot.




En España, se data aproximadamente de los años 1400 la baraja española más antigua hallada en Sevilla.  Ésta se caracteriza por un estilo gráfico y pictórico de detalles y vestuarios medievales.  Sin embargo, al menos 100 años atrás, los juegos de cartas eran ya populares.  Al respecto, tenemos como referencia histórica un dato curioso: la prohibición que en el año 1332 Alfonso XI, rey de Castilla y León ordenó a sus caballeros impidiéndoles entretener su ocio jugando a las cartas.

El florecimiento del Tarot tiene lugar durante los siglos XV y XVI.  Una serie de circunstancias ocurridas a partir del año de 1775 lo convertirían en algo muy distinto del simple juego de cartas que había sido hasta entonces.   Aparece en 1775 Antoine Court de Gébelin (erudito, sacerdote protestante y francmasón).  Gébelin recopiló en su libro titulado “Le Jeu des Cartes” sus trabajos sobre el Tarot.  Así, documenta los orígenes egipcios del tarot;   la sabiduría contenida en los dibujos corresponde a esta civilización ya extinta y se atribuye al poderoso Dios Egipcio Thoth.

El legado de Gébelin

Tarot Español:  los sacerdotes egipcios dieron a sus secretos contenidos en el Tarot la apariencia de un juego

Court Gébelin construyó un cuerpo teórico para los cuatro “palos” o grupos de cartas.  Los palos están también presentes en la baraja española.   A los Palos del Tarot se les atribuye antiguos símbolos de las jerarquías de la civilización egipcia.  De este modo, Gébelin relacionó las espadas con los gobernantes y militares; los bastos con los agricultores; los oros con los comerciantes; y las copas con los sacerdotes.La gran reputación de Court Gébelin hizo que sus ideas sobre el Tarot se popularizaran con rapidez.  Según señala Edith Waite (2015), se atribuye a su legado el redescubrimiento del Tarot.  Así, el Tarot deja de ser un simple y olvidado juego de cartas para convertirse en algo mucho más serio y trascendente, dotado de gran profundidad, de misterio y significados.

El aporte de Papus

La Baraja española (tarot español) y el Tarot  comparten las mismas raíces.  Así pues, consideramos plausible el postulado del Dr. Gérard Encausse (más conocido como Papus) quien a finales del siglo XIX defendió la decisión deliberada de los sacerdotes egipcios de dar a sus secretos contenidos en el Tarot la apariencia de un juego:“Inicialmente los sacerdotes pensaron que estos secretos debían ser confiados a un grupo de hombres virtuosos, para que los transmitieran de generación en generación.  Pero uno de los sacerdotes, dándose cuenta de que la virtud es cosa muy frágil y muy difícil de hallar, propuso confiar sus tradiciones científicas no a la virtud, sino al vicio.  El vicio, según él, nunca desaparecerá totalmente. Por ello a través de él, podía asegurarse la permanencia de los principios que ellos querían transmitir a la posteridad.

Evidentemente la opinión de este sacerdote fue la que prevaleció y por ello se escogió un juego.  Entonces grabaron pequeñas planchas con las misteriosas figuras que representan los más importantes secretos científicos.    Así, los jugadores de cartas han transmitido ese Tarot de generación en generación (Waite, 2015).




Así, es probable que de este hecho se derivaran los antiguos usos del Tarot y del tarot español o baraja Española como juegos de ocio.  Desconocemos en qué momento de la historia adoptaron formas distintas constituyéndose en dos grupos de cartas diferenciados.

Sin embargo, es evidente que tanto el Tarot español como la baraja española tienen una estrecha relación pictórica.  Ambos  comparten símbolos egipcios de la sabiduría sagrada.  Del mismo modo, comparten su pasado, siendo ambos transmitidos y difundidos en la antigüedad a  través de generaciones y culturas gracias a la práctica lúdica de las cartas.

 

Tarot español Fournier:

El Tarot Español está recuperando cada vez más usos creativos y novedosos que buscan la trascendencia y espiritualidad.

 

Según la Wikipedia, la empresa Heraclio Fournier S.A de Vitoria, País Vasco (España) es en la actualidad el  fabricante de barajas más importante del mundo.   Esta empresa fabrica un promedio anual de 16 millones de barajas con un mercado en el territorio nacional e internacional.  De allí proviene el nombre comúnmente conocido aunque incorrecto Tarot español Fournier, porque en realidad se trata de la Baraja Española y no del Tarot propiamente dicho.

La baraja española (tarot español) y el Tarot están recuperando cada vez más usos creativos y novedosos que buscan la trascendencia y espiritualidad.  No obstante, debe considerarse que en este terreno, es el Tarot el que ha ocupado la mayor atención y estudio.  Los investigadores en la materia han intentado dilucidar los significados del Tarot y su representación simbólica de ideas universales.    En estas ideas universales está basada la mente y el comportamiento humano.