Sobretarot

Sobre Tarot Klimt: Una perspectiva artística de la sabiduría universal

Baraja del Tarot Klimt

La Baraja de Tarot Klimt está inspirada en el estilo artístico del pintor Austriaco Gustav Klimt (1862-1918). Sus obras se caracterizan por su particular riqueza simbólica y belleza, expresiones de un arte vívido y sensual.  Fué precisamente por estos atributos del arte de Klimt que guardan una íntima relación con el lenguaje de símbolos del Tarot, la razón por la cual se creó el Tarot Klimt.

Estilo artístico de Gustav Klimt:

Gustav Klimt fue un pintor simbolista de principios del siglo XX, del movimiento modernista y de carácter ecléctico.   La obra de Klimt ocupa un lugar importante en la historia del arte.

El estilo de Klimt se caracterizaba por la riqueza de símbolos y ornamentos; colores vívidos y dorados; desnudos y aspectos abstractos de cierto carácter sexual, en sus lienzos, murales y artesanías.

La mujer es un tema que aparece frecuentemente en la obra de Klimt.  Así pues, en ella se encarnan diversos elementos de la feminidad.  Cabe resaltar el interés de este artista por el carácter agresivo y dominante de la mujer.

Diversas fuentes apuntan a la relación existente entre la riqueza simbólica de las obras de Klimt y el arte de la antigüedad egipcia, el arte bizantino y la Grecia antigua;  de este modo, éstos son entendidos como referentes de su producción artística.   Los historiadores del arte señalan que a lo largo de la trayectoria artística de Klimt se evidenció un desarrollo progresivo de elementos abstractos y del simbolismo que hacían referencia a la libertad de espíritu.   Sin lugar a dudas, estos elementos resultan claves para comprender el surgimiento del Tarot Klimt.

La tendencia Vanguardista de Klimt:




Cabe señalar que en la obra de Klimt se destaca el uso de la línea.  También, la composición dramática en la que se enmarcan puntos de vista extraños y cortes atípicos; éstos suponen un carácter expresivo e innovador de su producción artística.

Debido a su tendencia alternativa que desafiaba los cánones establecidos por la academia, Klint recibió numerosas críticas.  De este modo, se calificaba a sus obras como “pornográficas” o “pervertidas”.

No obstante, las críticas que recibió Klint en su época, su influencia en el movimiento modernista es muy importante.  Así mismo, sus obras se consideran de gran calidad artística y éstas han batido récords en valor de venta en las subastas de arte.

Tarot Klimt:  Significado de los Arcanos Mayores:

0- El loco:   El Loco en el Tarot Klimt representa los atributos negativos del espíritu del loco; el miedo y la debilidad.  Como la otra cara de la valentía y del principio creador que se atribuyen a este arcano.

1- El Mago:  En el Tarot Klimt el Arcano del Mago es encarnado por la figura de la mujer.  Así pues, simboliza los dones de la sensibilidad, el poder y lo eterno.

2- La Sacerdotisa:  La Sacerdotisa del Tarot de Klimt representa la pureza, el conocimiento y la sabiduría.

3- La Emperatriz:  En este arcano del Tarot Klimt aparece la Diosa griega Atenea; la protectora de Atenas.  Representa la civilización, la guerra, la estrategia, las artes, la habilidad y la justicia.

4- El Emperador:  El Emperador en el Tarot de Klimt simboliza el poder, la victoria y la inmortalidad.  De este modo, hace referencia a Apolo, Dios del sol y de la luz.

5- El Papa: En el Tarot Klimt, aparece un autorretrato del propio Klint.  La túnica presenta alegorías a la vida, a la fecundidad y al sol.  Este Arcano significa las creencias, la fe y lo convencional.

El Tarot de Klimt se nutre de la belleza simbólica de la obra de Klimt.

Los Arcanos de las Virtudes:

6- Los Enamorados:   Este Arcano está representado por la obra “El beso” de Klimt en el que se refleja el amor.  El amor es la fuerza inexorable que marca el aspecto femenino, el cual influyó en toda su producción artística.

7- El Carro:  El Carro en el Tarot de Klimt está representado por una mujer. En esta simbología, la mujer guarda los dones de la intuición y del poder.

8- La Justicia:  En la Justicia del Tarot Klimt, aparece la figura de una mujer de pie y con los ojos cerrados.  Así pues, acentúa la visión interior, para superar el engaño de las apariencias en la toma de decisiones que conlleven a la justicia y al equilibrio.

9- El Ermitaño:  Este Arcano está representado en el Tarot de Klimt por un anciano desnudo, despojado de lo mundano y del ego, en posición de aceptación y sabia renuncia.

10- La Rueda: La rueda del Tarot Klimt representa claramente los ciclos de eterno retorno.  El ojo y el triángulo del vestido de la mujer que figura en esta carta significan la omnipresencia de una fuerza infinita e inexorable en dichos ciclos.

11- La Fuerza:  Aparece en este Arcano la figura de Salomé llevando la cabeza de San Juan.  Representa el control de las emociones y de los instintos.

Los Arcanos de la Transición:




12- El Colgado:  El Colgado del Tarot de Klimt representa la elevación del alma, la renuncia y el sacrificio.

13- La Muerte:  En el Arcano de la Muerte del Tarot Klimt aparece su obra “La Muerte y la vida” en la que se simboliza el final de algo y el inevitable nuevo comienzo que le sucede.

14- La Templanza:  En la Templanza aparece Eva sosteniendo una manzana con su mano izquierda.  La manzana representa el conocimiento.  Por otra parte, en su mano derecha derrama el agua o flujo vital sobre una cabeza humana.  Simboliza la experiencia como elemento base del conocimiento.

15- El Diablo:  En este Arcano del Tarot Klimt se simboliza el impulso instintivo sobre la emoción y la razón.

16- La Torre: Simboliza la destrucción inevitable y la transformación de lo viejo.

Los Arcanos de la iluminación:

17- La Estrella:  La figura que aparece en este Arcano del Tarot de Klimt encarna la inocencia de los seres humanos, la esperanza y la luz.

18- La Luna:  La figura onírica de este Arcano del Tarot Klimt simboliza la influencia del  inconsciente en la vida.

19- El Sol: Este Arcano del Tarot de Klimt representa la unión de los opuestos y la fertilidad.  La creatividad y el logro de objetivos.

20- El Juicio:  La representación del Sol en el Tarot de Klimt simboliza la resurrección de los muertos, el carácter de la eternidad y el renacimiento.

21- El Mundo:  Representada por la imagen de una mujer embarazada de perfil, esta carta simboliza el “Todo”, la unidad en el sentido de totalidad que abarca los polos opuestos y los integra en uno.