Sobretarot

Tarot la Sacerdotisa: El Arcano mayor del inconsciente y la unidad

El Arcano del Tarot la Sacerdotisa encarna el principio femenino, pasivo y fecundo.  La Sacerdotisa en la Isis egipcia, la Artemisa griega, la Kali hindú, la Dama celta, la Virgen Madre cristiana.  En definitiva, representa a todas las diosas madres de la humanidad, y por tanto, el aspecto femenino de Dios; el principio generador femenino.

Nos lleva al terreno de la intuición con el propósito de tomar conciencia de las fuerzas internas que deben ser identificadas, reconocidas y abordadas en nuestro proceso de sanación.




En el Tarot la Sacerdotisa es la manifestación de las memorias incoscientes en nuestra vida.  Estos contenidos o memorias inconscientes que arrastra nuestra alma están llamadas a expresarse y a reconducirse en el plano consciente, para liberar a través de la verdad, las ataduras kármicas que nos limitan.  Esto es así, porque nuestro objetivo como seres de luz experimentando la vida en la tierra, pasa por re-establecer la conexión con la fuente; y para ello, será necesario, recuperar el equilibrio que hemos perdido, con la ayuda del conocimiento que habita en nuestro inconsciente.

 

Significado del Arcano del Tarot la Sacerdotisa                                     

De acuerdo a la interpretación del Arcano del Tarot la sacerdotisa en el Tarot Universal de Waite, ésta se refiere a la base desde la cual surge el poder manejado por el Mago.  La Sacerdotisa es el potencial ilimitado que le permite al Mago transformar y crear lo que desea su voluntad.  La clave para comprender algunos de los misterios del Tarot la sacerdotisa consiste en la visión del equilibrio.  Es decir, la comprensión del equilibrio entre el potencial y la creación;  el equilibrio entre lo masculino y lo femenino.  En lugar de integrar a las polaridades opuestas, la Sacerdotisa los mantiene separados y no obstante, en equilibrio.

La sacerdotisa simboliza el aspecto femenino de Dios, la intuición y el inconsciente

En el Tarot la Sacerdotisa es la balanza o el equilibrio en sí mismo; no puede haber poder sin este equilibrio.  Así pues, encontraremos este simbolismo en muchas de las barajas existentes del Tarot.

Por otra parte, también encontramos en el simbolismo del Tarot la Sacerdotisa, la representación del inconsciente.  En la mayoría de los Tarots que incluyen la los pilares gemelos, también se representa un velo extendido entre ambos pilares.  La Sacerdotisa se encuentra ubicada entre nosotros y ese velo, como figura moderadora.  Detrás del velo se encuentran los poderes del inconsciente que no podemos entender.

Sin embargo, gracias a la Sacerdotisa, y a través de ella, podemos aprender a controlar los poderes del inconsciente. Ella es la puerta de acceso hacia reinos que nunca llegaremos a dominar por completo.

 

En el Tarot la Sacerdotisa nos guía en las profundidades de nuestra mente




Aunque para cualquiera sería imposible aprender todos los misterios y los secretos del Tarot la sacerdotisa, ella sigue siendo una guía para quienes desean ir más allá y desvelar los contenidos ocultos de la mente inconsciente.  La Gran Sacerdotisa nos muestra que podemos usar los poderes del inconsciente para enriquecernos y transformarnos a nosotros mismos.  Todo esto ocurre en nuestro interior.

De este modo, en el Tarot la sacerdotisa representa los misterios del inconsciente y de la voz interior.  Con frecuencia su aspecto es una señal de nuestra propia intuición que trae un mensaje.  Así pues, el inconsciente nos habla con símbolos.

Cuando aparece en el Tarot la sacerdotisa, indica que debe escuchar su voz interior, para que de este modo le sean reveladas las respuestas que busca.  Sólo tiene que prestar atención, entrar en silencio y estar receptivo a su sabiduría interior.  La enseñanza más importante de la Gran Sacerdotisa es que todo lo que usted necesita saber ya existe en su interior.

Por otra parte, la Sacerdotisa es el Arcano de la dualidad.  La dualidad hace referencia a la sombra de nuestra personalidad,  al polo opuesto de la parte positiva y expresiva.   La finalidad última, será abrazar la dualidad, permitir que la unidad se manifieste a través de la aceptación de la sombra.  De este modo, los poderes del inconsciente pueden abrirse ante nosotros.

 

Tarot la sacerdotisa para meditar: “La unidad de lo consciente e inconsciente”

La meditación con este arcano se basa en la contemplación.

En el Tarot la sacerdotisa corresponde al número dos.  El Dos equivale al reino de la dualidad que es universal.  Se trata del principio de la polaridad; que al bien se opone el mal; a la luz la oscuridad.

La dualidad también se manifiesta en la sabiduría.  El conocimiento sólo puede existir si existe el conocedor; es decir, existen dos centros de contemplación, los dos principios separados de la dualidad.    Así pues, el Dos es el número de la conciencia, y del conocimiento de lo absoluto

En el Tarot la sacerdotisa, lleva una tiara dividida en tres partes, y entre sus manos sostiene un libro abierto.  Estas tres partes representan tres etapas del conocimiento que finalmente se expresan en la palabra escrita.  La primera etapa es la reflexión pura; la segunda etapa es su fijación en la memoria; finalmente la tercera etapa es la conversión del conocimiento en el mensaje.

La meditación con este Arcano del Tarot la sacerdotisa se guía por la reflexión y la contemplación.  El desarrollo del sentido contemplativo está ligado al oído espiritual que nos conecta con la sabiduría que proviene desde arriba; desde los planos superiores a nosotros mismos; pero al mismo tiempo, nos conecta con la verdad que proviene de nuestro interior.