Sobretarot

Tarot y Numerologia: Puentes hacia la sabiduría universal




Existe una estrecha relación entre el Tarot y numerologia, como elemento inherente a su interpretación. En el mundo de los oráculos y las artes adivinatorias, el significado de los números es muy relevante en la medida en que forman un contenido inherente de las representaciones y simbologías.

Tarot y Numerologia: En las cartas del Tarot, el significado de los números es muy relevante para su interpretación.

La importancia del número en el universo se basa en los principios de la ciencia de los números.   A partir de Pitágoras ( o quien sabe si desde mucho antes), se considera que cada número posee un valor cualitativo, además de cuantitativo.  Este valor cualitativo le confiere al número un valor particular, tanto físico, como psíquico y espiritual.

Por lo tanto, podríamos decir que los números son manifestaciones de todas las cosas, de todos los acontecimientos, de todo cuanto existe.  De allí la conexión entre Tarot y Numerologia.  Los números se relacionan por lo tanto, con la causa, el núcleo,  el efecto, el registro y la memoria de tales acontecimientos.

Como dice Proclo:  “El número es el glorioso padre de los dioses y de los hombres”; y sus seguidores identifican la Causa Primera (La Unidad) con Dios.

La doctrina Pitagórica

Según la doctrina pitagórica, el número es algo cualitativo que se encuentra presente en todo cuanto existe.  Los números no deben entenderse como un continuo cuantitativo infinito; puesto que éstos nos son cantidades, sino determinaciones.

Por esta razón, todo lo que constituye el ser de algo, es número.  En efecto, el uno para la tradición pitagórica no es la cantidad “uno”, que es menor que 1,1 y mayor que 0,9.  Uno es la unidad fundamental.  Cada cosa que existe es uno, y por su parte, dos es la dualidad;  la dualidad incluye “otro uno” opuesto al primero.

Por ello, el número es la alternancia entre la unidad y la dualidad; entre lo limitado y lo ilimitado, entre lo par y lo impar.

De este modo, el tres es un retorno a la unidad al suponer alteralidad, la limitación de lo ilimitado.  Cuatro es esta misma unidad de ambos términos (unidad y dualidad), pero establecida por el lado de la dualidad.

Siguiendo este orden, el 10 sería el retorno a la unidad, pues si sumamos 1+0 nos dará 1.




Y lo mismo ocurre con las representaciones geométricas, en las que el punto es la unidad y la línea es la dualidad.  Así pues, para los pitagóricos, la línea es la oposición de un algo a otro algo, es decir, representa la distancia que los separa.  Con el tres se recupera la unidad al formar algo cerrado en sí mismo, puesto que tres puntos delimitan una figura plana; pero sólo con el cuatro puede construirse una figura en el espacio.

Uno es el punto; dos la línea; tres el triángulo, base de todas las demás figuras planas que siempre puede descomponerse en triángulos; cuatro la pirámide, base de todas las figuras espaciales que pueden descomponerse en tetraedros.

Tarot y numerologia: En el universo todo es ritmo, alternancia y geometría

Para comprender la relación entre tarot y numerologia, resulta necesario tomar como base la teoría de Pitágoras que explica la perspectiva del número frente a todo lo que acontece en el universo.

Así pues, el proceso del número se inicia en la unidad.  Si a la unidad, al impar, le añadimos uno, tenemos el dos, lo par.  Y así sucesivamente, si al dos le añadimos otro uno, tendremos el tres, es decir, volveremos a lo impar.




De acuerdo con esto, la doctrina pictagórica establece las parejas de contrarios; positivo y negativo; lo impar y lo par; limitado e ilimitado; la unidad y la multiplicidad; lo activo y lo pasivo; reposo y movimiento; recto y curvo; luz y oscuridad.    De esta lógica se desprende que el universo está basado en el ritmo, la alternancia  y la geometría.

Por esta razón, de la dinámica del universo emergen relaciones que se transmiten bajo la forma de figuras armónicas de naturaleza vibratoria que actúan sobre nosotros.  Y si el Cosmos es número y ritmo, podemos pasar de la armonía de los sonidos a la de las almas.

Por todo ello, la relación entre Tarot y Numerologia se explica si comprendemos ambos entrañan las verdades profundas del universo.  Como sistema de representaciones y símbolos, el Tarot atribuye a los números un lugar por excelencia en el arte de desentrañar los misterios y traer a la luz la verdad.

La Gematría, el Notarikon y el Temurá

Los principios desarrollados por la doctrina Pitagórica se incorporaron al pensamiento gnóstico y a la Cábala.  De este modo, dichos principios constituyeron un proceso iniciático que culmina en una fusión con la Divinidad, según se manifiesta en los senderos cabalísticos.

Y por consiguiente, teniendo en cuenta la relación entre la Cábala y el Tarot, podemos contemplar la conexión entre Tarot y Numerologia.

En el periodo talmúdico se formularon las primeras reglas numerológicas cabalísticas, que en la Edad Media ya habían alcanzado la complejidad que conocemos en la actualidad.  Estas reglas pueden resumirse en tres sistemas diferenciados pero complementarios:  La Gematría, el Notarikon y el Temurá.

Según la Gematría cada letra tiene un valor numérico, así como sus cualidades inherentes.

La Gematría es el procedimiento que se emplea para descubrir las relaciones entre las palabras o el sentido oculto de las mismas sumando y comparando los valores numéricos de sus letras.

El Notarikon consiste en considerar cada letra de una palabra como la abreviatura de otra, o a la inversa.

El Temurá sustituye, permutra y traspone las letras y las palabras.  Así, cualquier palabra puede dar origen a un significado oculto.

En la interpretación del Tarot y Numerologia,  se estudia la Gematría, es decir el simbolismo de los números.  Con este fin, debe considerarse el principio pitagórico según el cual, todo simbolismo se concentra en los nueve primeros números.  De este modo, el cero es la negación del número, y los números superiores a nueve siempre pueden reducirse sumando las cifras que los forman.

(Ej.  48: 4+8= 12 : 1+2= 3; entonces 48= 3.  Para fines del Tarot y Numerologia, el número 48 equivale a la interpretación cualitativa del 3).